AUTOR
JUANRA

 

La leoparda negra

Tere me ha dicho que os diga que ayer no pudo ir a entrenar porque tuvimos un problema en casa. Resulta que con las lluvias se inundaron unos trasteros. Ya ha pasado otras veces y hemos puesto una bomba de achique que no saca a la piscina. Pero resulta que ayer, no se si lo habéis oído, se escapó una leoparda negra del zoo de Coslada, y resultó que se escondió en la zona de trasteros (les gustan las zonas pantanosas). Pues bien, cuando el conserje fue a accionar la bomba, se asustó al ver la leoparda y le dio en sentido inverso, con lo que en 20 minutos todo el agua de la piscina apareció en los trasteros.

Afortunadamente no pasó nada porque el presidente de la mancomunidad, que debe ser un tío muy competente, había previsto este tipo de contingencias y había comprado una zodiac verde. Así que llamamos al administrador y este al presidente, que se presentó con unas botas de pocero, una bombín y la zodiac. Después de estar 5 horas dale que te pego con la bomba, entre 19 vecinos logramos poner la zodiac dura. Y estuvimos 2 horas largas recogiendo enseres que iban flotando. Mientras tanto el conserje, que tiene hecho un curso de bombeo logro invertir el sentido de la bomba, y logramos devolver el agua a la piscina.

Por eso a Tere se le hizo tarde ayer. Por cierto, que si que irá a jugar el sábado.

JuanRa

P.D. La leoparda negra, que estaba subida en una cómoda que flotaba, al ver la zodiac verde se asustó y se tiró al agua. Y como el presidente, que era el que mas recursos tenía, no se atrevió a cogerla, al final se ahogó.

Pobre!